" Gratis lo recibisteis, dadlo gratis" (Mateo 10:8)

CASA  |  MAPA DEL SITIO  |  CONTACTO  |  AYUDA    
Estudios Bíblicos Libros Cristianos
Gratuitos
Libros-e Cristianos
Gratuitos
Acerca de Nosotros
 



 PF sobre la Fe Cristiana

 

  • ¿Pueden ser las experiencias sobrenaturales como las sanidades y las visiones prueba definitiva de que alguien recibió el Espíritu Santo?
  • Usted realmente ha tenido una experiencia asombrosa. Yo he tenido noticias muchas confesiones de personas que dedicaron sus vidas al Señor después de experimentar la respuesta de Dios a sus oraciones. Sin embargo, me gustaría preguntarle si esta experiencia sobrenatural asombrosa podía ser la prueba definitiva de que usted recibió el Espíritu Santo.

    De hecho, muchos Cristianos contestarían hoy día "Sí" a la pregunta anterior. Cuando el Cristianismo Occidental estaba en declive en medio del crecimiento del materialismo, el Movimiento llamado carismático-Pentecostés creció y el Cristianismo se reavivó tremendamente, sobre todo en los países de bajo desarrolló y en los países en vías de desarrollo.

    Como resultado, muchos Cristianos cayeron bajo la influencia del movimiento carismático-Pentecostés que enfatiza la importancia de la experiencia sobrenatural. Aquellos que dirigen las reuniones del reavivamiento a veces obtienen fama mundial como Evangélicos del reavivamiento. Además, porque ellos tienen testimonios sorprendentes de sí mismos y expresan su propia fe a través de sus experiencias a sus seguidores persiguen experiencias basadas en la fe de ellos.

    Sin embargo, la Biblia dice "No" a la pregunta de arriba. Por supuesto, el Espíritu Santo tiene la habilidad de darnos experiencias sobrenaturales. Sin embargo, debido a que Él es el Espíritu de verdad (Juan 15:26), nosotros sólo podemos recibir el Espíritu Santo a través de la palabra de verdad.

    Pedro recibió el Espíritu Santo en el Día del Pentecostés y predicó confiadamente el evangelio diciendo, "Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. Al oir esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?" (Hechos 2:36-37) él les contestó, "Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare." (Hechos 2:38-39).

    En otros términos, Dios dijo claramente que Él daría el Espíritu Santo como un regalo al justo quién recibió la remisión del pecado creyendo en el evangelio de Jesucristo. La única prueba de la vida en el Espíritu Santo en el corazón de uno es la Palabra de Verdad.

    ¿Usted ha recibido la remisión de pecado a través del evangelio del agua y el Espíritu? En ese caso, usted puede estar seguro que la vida en el Espíritu Santo ya ha tenido lugar en usted.

    Sin embargo, no importa qué experiencias asombrosas usted pudo haber tenido y no importa cuántas maravillas usted haya realizado, usted no ha recibido el Espíritu Santo, definitivamente usted todavía tiene el pecado en su corazón. La razón es que usted no tiene el testimonio de la remisión de pecado basado en la palabra de verdad. Así como la Luz no puede encontrarse en oscuridad, el Espíritu Santo no puede venir a un pecador ni puede morar con el pecado.

    Por consiguiente, el verdadero vivir en el Espíritu Santo sólo ocurre en a las personas cuyos pecados han sido completamente lavados por el evangelio del agua y el Espíritu. Dios quiere que todas las personas escuchen la verdad y reciban la vida en el Espíritu Santo. Ahora usted puede recibir la vida en el Espíritu Santo creyendo en el evangelio del agua y el Espíritu.

    Regreso a la Lista


    Versión impresa   |  

     
    Bible studies
        Sermones
        Declaración de fe
        ¿Que es el evangelio?
        Términos Bíblicos
        PF sobre la Fe Cristiana
     

     
       
    Copyright © 2001 - 2018 The New Life Mission. ALL RIGHTS reserved.