" Gratis lo recibisteis, dadlo gratis" (Mateo 10:8)

CASA  |  MAPA DEL SITIO  |  CONTACTO  |  AYUDA    
Estudios Bíblicos Libros Cristianos
Gratuitos
Libros-e Cristianos
Gratuitos
Acerca de Nosotros
 



 PF sobre la Fe Cristiana

 

  • Yo creo que los santos serán raptados antes de la Gran Tribulación. Pero la Biblia hace frecuentes referencias a los santos que aún permanecen sobre esta tierra durante el tiempo de la Gran Tribulación. ¿Acaso son ellos los que se comprometieron con el mundo, y cuya fe se volvió tibia como resultado?
  • Primero que nada, debes darte cuenta que la teoría del rapto pre-tribulación en la que tú crees es de hecho una falsa doctrina. Esta es la parte en que muchos Cristianos han mal interpretado. Ellos piensan que debido a que los santos ya habrán sido raptados antes de la Gran Tribulación, cuando su tiempo llegue solo habrá pecadores sobre esta tierra. Sin embargo, el problema es que la Biblia hace frecuentes referencias a los santos que, mientras que aún permanecen sobre está tierra durante el tiempo de la Gran Tribulación, vencen la persecución con perseverancia y son martirizados.

    Por lo tanto, mucha gente erróneamente piensa que estos santos que se quedan detrás y que son perseguidos en el tiempo de la Tribulación son aquellos que se habían comprometido con el mundo y cuya fe era solamente tibia.

    La gente que sostiene esta visión vive en tal confusión ya que no sabe el tiempo exacto del rapto en la Palabra de Dios. Entonces, ¿cuándo es el tiempo exacto del rapto? Sobre este tema, Pablo nos habló en 2 Tesalonicenses 2:1-4 lo siguiente: “Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.”

    “El hombre de pecado... el hijo de perdición,” aquí se refiere al Anticristo quién surgirá en medio de la Gran Tribulación. En otras palabras, el Anticristo hará su aparición en el mundo antes del rapto y se exaltará a si mismo tan alto como Dios. Por lo tanto, él hará ídolos de sí mismo y obligará a la gente a adorarlo y a servirlo. Para traer a todo el mundo bajo su control, también hará que la gente reciba la marca del nombre o del número de la Bestia, ya sea en sus manos derechas o en sus frentes, y prohibirá a cualquiera, que no tenga esta marca, que compre o que venda algo. 

    Cuando esta Bestia aparezca en el mundo, la gente de este mundo será inducida a recibir la marca hecha de su nombre o del número de su nombre. Como tal, cualquiera cuyo nombre no esté escrito en el Libro de la Vida desde la creación terminarán todos recibiendo la marca y adorando a la Bestia.

    Sin embargo, debido a que los santos que se han convertido en el pueblo de Dios tienen el Espíritu Santo habitando en sus corazones, ellos no pueden adorar a ninguna criatura como a Dios aparte de su verdadero Señor Dios. El Espíritu Santo que vive en los corazones dará, por lo tanto, la fuerza y la fe para resistir con su martirio los esquemas de Satanás y del Anticristo. Y el Espíritu Santo también les dará las palabras con las cuales permanecer en contra de sus enemigos.

    Apocalipsis 17:12-13 nos dice, “Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia.” El Anticristo recibirá autoridad para perseguir a los santos y reinar las naciones del mundo por un breve tiempo. Por lo tanto, la demanda del Anticristo para que reciban su marca será brevemente seguida por el martirio de los santos.

    Por otro lado, Apocalipsis 11:11-12 nos dice, “Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: ‘Subid acá.’ Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron.” De este hecho, el que los dos testigos martirizados fueron resucitados y raptados en tres días y medio, también podemos ver que el intervalo entre nuestro martirio y rapto tampoco está muy lejos. Estos dos testigos fueron raptados simultáneamente con su resurrección. Cuando el Señor regrese, los santos martirizados y los santos que sobreviven y que no recibieron la marca de la Bestia serán todos resucitados, arrebatados en el aire y recibirán al Señor en el mismo aire.

    Por lo tanto, podemos darnos cuenta que la aparición del Anticristo, el martirio y resurrección de los santos, y su rapto, están todos íntimamente interrelacionados el uno con el otro. Así, Juan y Pablo nos explican el tiempo del rapto de los santos en todo detalle. Todos los santos atravesarán los primeros tres y medio años de la Gran Tribulación. Hasta que las plagas de las siete trompetas terminan, en otras palabras, aún permanecen todos sobre esta tierra.

    Y con la aparición del Anticristo, los santos entrarán en el segundo periodo de tres y medio años de la Gran Tribulación, y ellos permanecerán sobre esta tierra hasta ser martirizados por rehusarse a recibir la marca de la Bestia. Dándonos cuenta de esto, debemos todos recibir la fe que nutre en la Iglesia de Dios ahora, en este mismo presente actual.

    Regreso a la Lista


    Versión impresa   |  

     
    Bible studies
        Sermones
        Declaración de fe
        ¿Que es el evangelio?
        Términos Bíblicos
        PF sobre la Fe Cristiana
     

     
       
    Copyright © 2001 - 2018 The New Life Mission. ALL RIGHTS reserved.